Mitos y verdades sobre las grasas y aceites de cocina

Inés Ibáñez
Farmacéutica - Nutricionista

Mitos y verdades sobre las grasas y lo aceites de cocina

En este post vamos a hablar de los principales grasas o aceites que se utilizan para cocinar.

Hay ideas muy confusas a cerca de este tema, por eso quiero extenderme en la introducción, para entender realmente a que nos referimos cuando hablamos de grasas buenas y malas y porque no hay que evitar las grasas a toda costa.

 

 

 

¿Qué nos aportan las grasas?

  

En primer lugar, quiero poner hincapié en que las grasas son muy necesarias en nuestro día a día y deben ocupar entre el 20% -35% de nuestra ingesta diaria.

 

Son necesarias porque forman parte de nuestros tejidos, de nuestras células y de nuestras hormonas y además en las grasas se encuentran las vitaminas liposolubles (A,D,E,K) las cuales muchas de ellas tienen un gran poder antioxidante entre muchas otras funciones.

 

Lo único y como en todos los alimentos, hay que saber elegirlas!

 

 

¿Qué cantidad de grasas debo tomar al día?

 

Cualquier fuente de información o persona que nos diga una cantidad en gramos/cucharadas/ cantidad de alimento etc. sin saber cual es nuestro gasto energético y cuantas kilocalorías diarias necesitamos, nos estará proporcionando una información muy imprecisa e irreal. Esta cantidad es individual porque se calcula en base a  las kilocalorías que cada persona necesite, que por supuesto también es un numero específico e individual.

 

 

Mi recomendación:

  • Si quieres una dieta muy controlada en grasas (por el motivo que sea) debes ir al dietista-nutricionista para que la haga acorde con tus necesidades.

 

  • Si lo que quieres es seguir una alimentación saludable debes utilizar el mínimo aceite para cocinar y utilizarlo siempre como aliño “en crudo” y por supuesto utilizar los aceites adecuados.

 

 

 

¿Por qué hay grasas o aceites más saludables que otros?

 

Las  grasas pueden llevar ácidos grasos saturados, ácidos grasos trans, ácidos monoiinsaturados y ácidos poliinsaturados.

 

Más allá de lo que esto significa químicamente, lo que nos interesa saber, es que las grasas las dividiremos en buenas y malas según el porcentaje que tengan de estos ácidos grasos mencionados.

 

 

 

Por último, si vas al supermercado y siempre dudas en que aceite de oliva comprar: MIRA ESTE VIDEO:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *