Caída del cabello: cómo frenarla

Cristina Vega
Farmacéutica - Master Dermofarmacia

Caída del cabello: cómo frenarla

¿Cuándo tengo que preocuparme? ¿Con un champú es suficiente? ¿Durante cuánto tiempo tengo que usar los tratamientos?

Estas son algunas de las preguntas que nos encontramos cuando alguien viene a comprar un producto anticaída a la farmacia.

Vivimos en una sociedad en la que la imagen tiene mucha importancia a la hora de relacionarnos y el cuidado del cabello va a centrar gran parte de nuestros esfuerzos, por lo que la pérdida del mismo puede suponer mucho estrés y preocupación.

 

Existen dos tipos de caída desde el punto de vista del pronóstico:

 

–       Cicatriciales: el folículo piloso se destruye y por tanto es irreversible. Entre ellas nos encontramos las provocadas por quemaduras, tumores, enfermedades…

 

–       No cicatriciales: hay cambios en el folículo piloso, pero es reversible. Entre ellas la alopecia difusa, por medicamentos, carenciales…

 

Hay una excepción entre las no cicatriciales que es la alopecia androgénica o crónica y aparece lentamente, es progresiva e irrecuperable.

 

 

Voy a tratar de responder a las preguntas más habituales que surgen a la hora de elegir un tratamiento.

 

¿CUÁNDO TENGO QUE PREOCUPARME?

 

En la ducha, en la almohada, en el cepillo… hay épocas del año en que vemos pelos por todas partes.

Que se vaya cayendo el cabello es normal. Cada cabello repite un ciclo que consta de 3 fases: nacimiento, crecimiento y caída y vuelve a empezar. No todos los cabellos se encuentran en el mismo momento del ciclo sino en la fase de caída nos quedaríamos todos calvos.

Al día se pueden llegar a caer entre 30 y 100 cabellos, pero cuando hay caída este número puede aumentar de 100 a 1000.

 

Las causas más habituales de caída no cicatricial son:

 

Estacionales: hay épocas del año en las que nuestro cabello cae más, existen varias teorías que tratan de explicarla una de ellas es que es un recuerdo de la muda de pelo que ocurre en algunos animales.

Postparto: durante el embarazo todos los cabellos se mantienen en fase de crecimiento, por eso las embarazadas presumen de un cabello espectacular, cuando ya dan a luz esos cabellos continúan con su ciclo normal y caen todos los que no habían caído.

Estrés: los nervios pueden acortar la fase de crecimiento del cabello y hacer que pase más rápido a fase de caída.

Carenciales: dietas desequilibradas, problemas de absorción y déficit de hierro.

Por medicamentos: tratamientos con antiepilépticos, antigotosos, antidepresivos… pueden provocar caídas de cabello transitorias que remiten al dejar el tratamiento.

 

Estas caídas son generalmente recuperables utilizando los tratamientos disponibles en la farmacia.

 

En el caso de la caída androgénica o crónica, la causa más frecuente de la caída es una predisposición genética a esta pérdida de cabello y se manifiesta de forma progresiva en las sienes y coronilla en el hombre y en la zona frontal en las mujeres.

 

Cuando debemos preocuparnos y consultar al médico:

– Pérdida súbita en forma de placas.

– Cuando existen otros síntomas asociados como pérdida de peso, desnutrición o mal aspecto en general.

– Si no responden a los tratamientos no sujetos a prescripción.

– Síntomas de alteraciones hormonales en mujeres.

 

 

¿CON UN CHAMPÚ ES SUFICIENTE?

 

NO, no es suficiente, un champú es un complemento al tratamiento oral o al tratamiento tópico, pero por si solo no hace mucho.

¿Porqué? Porque el tiempo que está en contacto con el cuero cabelludo es muy poco y su acción es muy superficial.

 

 

¿DURANTE CUÁNTO TIEMPO TENGO USAR LOS TRATAMIENTOS?

 

Hay que tener paciencia y ser muy constantes, se necesitan al menos 3 meses para ver el resultado.

En la alopecia androgénica o crónica es necesario un tratamiento continuo ya que cuando se deja de aplicar el cabello vuelve a caer.

 

 

¿QUÉ TIPOS DE TRATAMIENTOS HAY?

Existen dos tipos de tratamientos fundamentalmente:

 

–       Tratamiento oral: cápsulas o comprimidos.

Son complementos nutricionales ricos en cistina, vitaminas del grupo B, minerales como zinc y hierro…

Son componentes esenciales para la formación del pelo y para su queratinización.

 

–       Tratamiento tópico: ampollas o lociones.      

Contienen sustancias antiseborreicas, vasodilatadoras, estimulantes y nutritivas que ayudan a la síntesis del cabello.

 

¿CUÁLES SON MEJORES?

Los dos tipos de tratamiento son muy efectivos. El cliente tiene que valorar cuál es el más cómodo para él, ya que como hemos comentado anteriormente los tratamientos duran mínimo 3 meses.

Las posologías de las pastillas suelen ser 1 o 2 al día y excepto en casos de alergias a algún componente, no presentan interacciones.

Mejor no utilizarlas durante la lactancia.

Las ampollas o las lociones dependen del laboratorio, pueden aplicarse todos los días, días alternos o incluso una vez por semana.

Mejor por la noche para que el producto pueda actuar durante horas sobre el cuero cabelludo.

 

 

 

MI RECOMENDACIÓN

 

ESTRÉS, FATIGA, POSTPARTO

Oral

Vitalfan caída reaccional

Anacaps Triactiv Ducray

Tópico

Tratamientos RF 80 Rene Furterer

Creastim Ducray

CRÓNICA

Oral

 

Vitalfan caída progresiva

Anacaps Triactiv Ducray

Tópico

Tratmiento Triphasic

Neoptide hombre y mujer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *